La actual crisis sanitaria por el COVID-19 o Coronavirus ha multiplicado el interés por la desinfección de superficies, en Vervictech tenemos varias soluciones específicas ante una cuestión más complicada de lo que parece. No vale limpiar con cualquier producto, ni tampoco de cualquier manera.

La desinfección de superficies siempre fue un factor fundamental en el campo sanitario, en el resto de campos, se habla de limpieza y no se toman especiales medias para la desinfección. La crisis del Coronavirus ha cambiado esta percepción y elevado los estándares necesarios para garantizar nuestra salud. Así que es el momento de que conozcáis lo que es la BIO-PELÍCULA.

La incapacidad de los desinfectantes habituales para ser efectivos viene, en gran medida, causada por la carencia de un medio efectivo para remover las bio-películas en donde prosperan los patógenos. Las bio-películas son capas de bacterias que se adhieren a superficies inertes y forman una superficie que atrapa los nutrientes, microbios y virus como el COVID-19 y favorece su supervivencia, presentando así una amenaza continua. Estas películas no pueden ser penetradas por limpiadores tradicionales a base de agua y agentes sanitarios (por ejemplo, cáusticos, blanqueadores, etc.). Y aunque una superficie puede ser considerada como libre de virus y bacterias, estos y otros tipos todavía pueden prosperar dentro de la bio-película. Estos patógenos pueden seguir siendo viables y reaparecer para esparcirse por todas partes cuando se den las condiciones favorables.

Algunos Científicos han explorado la ecología de las bio-películas, determinando que son un medio ambiente que los microbios generan por sí mismos, permitiéndoles establecer una playa de desembarco en cualquier superficie y resistir casi todos los ataques provenientes de agentes sanitarios, por más intensos que estos sean.

En el momento que un microbio aterriza en una superficie, se adhiere con la ayuda de filamentos y pecíolos, “como las piernas de una araña” los apéndices se mueven adelante para agarrar con los ganchos, las grietas y hendiduras incluso de superficies de acero inoxidable. Casi inmediatamente, el organismo comienza a producir un material similar a un polisacárido, una sustancia pegajosa que en cuestión de horas cementará la posición de la bacteria sobre la superficie y actuará como pegamento, el cual pegará nutrientes, junto con otras bacterias y más virus aún. En 24 horas, la bacteria se establecerá sólidamente sobre la superficie, enganchándose a ella con la adición de numerosos apéndices y una enorme cantidad de material polisacárido.

La bio-película se construye sobre sí misma, adicionando capa sobre capa de material polisacárido con patógenos tales como el coronavirus, o las bacterias más habituales: la salmonella y listeriosis. Cuanto más tiempo el microorganismo está en contacto con la superficie, más difícil es removerlo. Cuando la bio-película llega a ser como una placa, una dureza, una piel plástica, algunas veces solo puede ser removida raspando con un escalpelo de acero inoxidable.

¿Solución?

Las pruebas han mostrado que BACTO-ZYME® es un excelente limpiador de superficies que atacará continuamente las bio-películas, virus y bacterias en cualquier superficie. El producto ha mostrado su habilidad al penetrar y remover bio-películas en plástico, acero inoxidable, baldosas, concreto (cemento), etc., así como en las capas superficiales de grasa, aceites y lubricantes. BACTO-ZYME® continúa trabajando hasta que no hay ambiente propicio para la supervivencia de virus y bacterias por largo tiempo. 

AL TRATARSE DE UN PRODUCTO TOTALMENTE NATURAL PUEDE SER APLICADO SIN MIEDO A DAÑAR O PERJUDICAR A LOS NIÑOS, ANIMALES O PLANTAS. NO OBSTANTE APLICAR SIEMPRE CON PRECAUCIÓN.